José Luis Mariblanca dimite como entrenador del San Fernando

Esteban Bécker, que el año pasado entrenó al Fuenlabrada en Tercera, ocupará el banquillo sanfernandino hasta final de temporada para mantener vivo el sueño del ascenso.

Fotos

 

La mala racha del

San Fernando en lo que va de 2012, con seis puntos de los últimos veintiuno y una sola victoria –ante el colista Complutense Nadador- en siete partidos, se ha cobrado la primera víctima: José Luis Mariblanca, que formalizó esta semana su dimisión como entrenador del San Fernando tras la derrota sufrida el pasado domingo ante el Coslada por 3 a 2 en El Olivo.

De esta manera, Gary abandona la disciplina sanfernandina dejando al conjunto presidido por Nacho Leyva en el tercer lugar de la clasificación, empatado a 41 puntos con el Santa Ana y a seis puntos del Torrejón, que marca en la segunda posición la zona de ascenso, y a ocho del líder Collado Villalba. Una situación muy diferente a la que la entidad del Santiago del Pino vivió durante las catorce primeras jornadas, en las que el San Fernando permaneció como un líder sólido durante esa parte del campeonato.

El sustituto de Mariblanca será Esteban Bécker, que ya se encuentra al frente del banquillo sanfernandino tras dirigir sus primeros entrenamientos. Por lo tanto, el entrenador argentino debutará ante su afición en el partido que enfrentará al San Fernando y al Tres Cantos. Su experiencia con equipos como el Alcalá, el Ciempozuelos, el Fuenlabrada o el San Sebastián de los Reyes ha sido clave para que la directiva sanfernandina se decantara por Bécker, que regresa a la Preferente tras su experiencia con el Alcalá B, hace seis años.

Así pues, Bécker tendrá ante sí la difícil tarea de encauzar el camino de un grupo golpeado en lo anímico y recuperar la moral de un equipo que se ha complicado a lo largo de las últimas semanas su objetivo prioritario a inicios de temporada, el del ascenso. Al nuevo entrenador sanfernandino le quedan trece jornadas para lograr la machada y el reto será, sin lugar a dudas, apasionante.

 

Sin votos aún